Las cruzadas: Campañas militares para la conquista de la Tierra Santa

TOMADO DE: Las cruzadas: Campañas militares para la conquista de la Tierra Santa
REALIZADO / RECOPILADO POR: Licdo. YERMÍN ROMERO / EL TIGRE - ANZOÁTEGUI / VENEZUELA / yerminromero.blogspot.com

Las cruzadas: Campañas militares para la conquista de la Tierra Santa
Publicado por José González el Lunes, 30 de diciembre del 2013, a las 12:08.












Las cruzadas fueron un grupo de campañas militares europeas que buscaban el dominio de las Tierras Santas, lo que actualmente corresponde a los territorios de Israel, Palestina, Egipto, Iraq, Siria y Turquía.

Batalla de las Cruzadas

Las cruzadas fueron diferentes operaciones militares que se llevaron a cabo en el período histórico de 1095 y 1291, promovidas principalmente por el papado en Roma, con la finalidad de restablecer el control cristiano sobre la Tierra Santa (territorios que comprenden la ribera sudoriental del mar Mediterráneo). El término cruzado sirve para referirse a los caballeros y milicianos que combatían por designios divinos (enviados por Dios). El cruzado portaba estandartes y símbolos de cruces para mostrar su propósito, luchar hasta la muerte por orden de Dios. [1]

Unas de las cosas interesantes de este período de la historia era la radicalidad de la Iglesia católica quienes califican de "herejes" o "paganos" a quienes seguían a grupos o conductas que se consideraban contrarias a las creencias cristianas. Entre estos grupos y conductas se encontrabanlos musulmanes, judíos, cristianos ortodoxos griegos, rusos, mongoles, cátaros, husitas, valdenses, prusianos y los enemigos de papado en general.


Las cruzadas principalmente fueron llevadas a cabo contra los musulmanes que ocupaban territorios considerados como Tierra Santa. El Islam es una de las 3 grandes religiones monoteístas abrahámicasdel mundo.
Origen de las cruzadas

Las ansias expansionistas de los reyes de cristianos de la época y la influencia dominio papal se unieron en el concilio de Clermont de 1095 para comenzar a rescatar las “Tierras Santas” del dominio Musulmán. El papa Urbano II citando una frase de Mateos (16:24) “renuncia a ti mismo, toma tu cruz, y sígueme” dio inicio a las cruzadas.

">Durante un período de 200 años se llevaron a cabo 4 cruzadas mayores y 4 cruzadas menores.

Rutas de las Cruzadas

Las Cruzadas Mayores

Al grito de Deus le volt (Dios lo quiere) comenzaron las cruzadas mayores.
Primera Cruzada

Una de las cruzadas más organizadas fue la primera, dirigida por los nobles Godofredo de Bouillón, Raimundo de Tolosa y Bohemundo de Tarento con hombres de Francia, los Países Bajos y el reino de Sicilia. Esta cruzada fue conocida como La Cruzada de los Príncipes.

Esta cruzada logró hacerse con el control de Antioquía en territorio selyúcida, mediante un asedio de siete meses. Desde Antioquía pusieron rumbo a Jerusalén, que quedó sitiada en 1099 y cayó un mes después en manos de los cruzados con una gran masacre de judíos, musulmanes, mujeres y niños.

Con el control de la ciudad de Jerusalén, instauran a Godofredo de Bouillón con el título de Defensor del Santo Sepulcro. Se desencadena una oleada de caballeros desde Europa que llegaron a Jerusalén y se formaron en la llamada Cruzada de 1101 que fue derrotada al tratar de atravesar el territorio de Anatolia. Con esta derrota terminó la primera cruzada.
Segunda Cruzada

La Segunda Cruzada fue un llamado de ayuda por parte de los reinos de cristianos en Tierra Santa, luego que distintas facciones musulmanas se alzaran contra los reyes cristianos de Balduino I y Balduino II, quienes fueron reyes exitosos que lograron mantener una hegemonía cristiana en la zona.

Zengi, gobernador de Mosul y de Alepo, arto del dominio de cristiano reunió a los musulmanes y marchó hacia el Condado Edasa (territorio norte de los reinos cristianos) logrando una victoria contundente, y recuperando el territorio para los musulmanes en 1144. En respuesta a esto el papa Eugenio III llamó a la Segunda Cruzada.

El llamado del papa Eugenio III fue escuchado por el Rey Luis VII de Francia y el emperador germánico Conrado III. Lamentablemente los desacuerdos entre estos 2 gobernantes se reflejaron en el campo de batalla, haciendo caso omiso a las recomendaciones del Rey Balduino III (nieto de Balduino II), de atacar a las tropas lideradas por Nur al-Din (hijo y sucesor de Zengi). En cambio ambos gobernantes montaron un asedio contra Damasco, ciudad musulmana aliada del rey Balduino III.

La Segunda Cruzada fue un desastre de tal magnitud que el asedio de Damasco solo duró una semana. Los reyes Luis VII y Conrado III dejaron la Tierra Santa, solo para que Nur al-Din tomara la debilitada ciudad de Damasco.

El fortalecido Nur al-Din cercaba la frontera del reino de Jerusalén y esto género una nueva petición de ayuda a Europa concluyendo en la Tercera cruzada.

Nota Interesante: Durante este período surgieron las primeras Ordenes Templarías.
Tercera Cruzada

En 1174 Nur al-Din murió y lo sucedió en el trono su lugar teniente Saladino. Saladino como sultán de Egipto era un hombre habilidoso que logro unir a los musulmanes de distintas partes de Egipto hasta Siria haciéndose con el poder político y militar de los territorios no cristianos.

Durante de la vida del Rey de Balduino IV de Jerusalén se mantuvo el dominio cristiano de la zona pero a su muerte en 1185 el Reino se dividió en varias facciones. El general en jefe del ejército de la unidad cristiana, Guy de Lusignan, apoyó y auspició ordenes radicales de los templarios en ataques estratégicos conllevando a un enfrentamiento con el ejercito de Saladino.

El resultado de este enfrentamiento fue la pérdida de Jerusalén, fortaleza Krak y la mayoría de los caballeros templarios. La Perdida de Jerusalén fue un golpe fortísimo para Europa y provocó que el papa Gregorio VIII llamara a una nueva cruzada en 1189. A su llamado contestaron Ricardo Corazón de León (hijo de Enrique II y de Leonor de Aquitania), Felipe II Augusto de Francia y el emperador Federico I Barbarroja (sobrino de Conrado III).

El emperador Federico I tenía el mayor ejército y decidieron tomar la ruta terrestre, pero al llegar a la actual Turquía fue asesinado en el río Salef y su ejército decidió regresar. A pesar de este contratiempo el emperador en la ruta, había convencido a Géza (hermano del rey Béla III de Hungria) que lo acompañara con tropas en la expedición. Estas tropas se mantuvieron junto a Géza hasta que su Rey la llamo de vuelta. Mientras Géza se quedo en Constantinopla.

Ricardo y Enrique II llegaron por mar tomando Acre en 1191 esta victoria le otorgó oxígeno para continuar hacia Jerusalén. Felipe II preocupado por sus problemas en Francia y sumado a la rivalidad con Ricardo decide volver a Francia.

Ricardo al mando de la Cruzada, llega a Jerusalén y realiza lo impensable. Firma una tregua estratégica con Saladino, tomando el número de hombres en su ejército diezmado por los años de lucha, Saladino tomó la misma decisión pensando a futuro. Además de la no agresión, la tregua también le permitía el libre acceso de los peregrinos desarmados a la Ciudad Santa.

Saladino murió en 1193, seis meses después de la tregua. Ricardo murió de regreso a Inglaterra por una herida de flecha.
Cuarta Cruzada

Debido a la tregua firmada por Saladino y Ricardo los reinos de los cristianos se consumían lentamente, llegando a ser meras colonias italianas de comerciantes. Esto originó que el papa Inocencio III preocupado por el futuro de los asentamientos cristianos en la zona llamara a la cuarta cruzada.

Esta cruzada fue diferente a las anteriores debido a que el papado fijó como reglas que no podían participar reyes y que debería ir dirigida contra Egipto (el punto musulmán más débil, según el papado).

La Cuarta Cruzada comenzó mal desde el principio cuando el Dux de Venecia (magistrado supremo), Enrico Dandolo, conspiro junto al jefe de la expedición Bonifacio de Montferrato y Alejo IV Ángelo para cambiar el objetivo de la cruzada y redirigirla contra Contantinopla.

Los cruzados atacaron a los húngaros en Zara y esta acción les valió la excomulgación papal. Estos caballeros sin honor se dirigieron a Bizancio donde colocaron a Alejo IV Ángelo Basileos (emperador bizantino), pero este fue sacado por el mismo pueblo. Entonces los cruzados arremetieron contra la ciudad; conquistándola a la fuerza, saqueando y asesinado sin reparo mujeres, cristianos, niños.

La destrucción fue tal que en ese momento termina el Imperio bizantino desmembrándose en pequeños reinos, dando paso al llamado Imperio latino.

El Imperio latino perjudicó la causa cristiana en el área, debido a que les prestó refugio y seguridad a las comunidades cristiana esparcidas por toda la zona, generando migraciones que dejó desoladas las colonias ya constituidas, lo cual ocasionó todo lo contrario de lo que el papado quería de esta cruzada.
Cruzadas Menores

El increíble fracaso de la Cuarta Cruzada aminoró la idea de realizar nuevas campañas pese a las intenciones de los Reyes y del Papa, no obstante se realizaron algunas compañas con menor fervor y entusiasmo religioso. Estas campañas, que pueden ser agrupadas como "Cruzadas Menores" tuvieron pocos efectos en la Tierra Santa; las fuerzas se debilitaron antes de llegar a sus destinos o fueron desviadas por diferentes objetos y ambiciones.


"Las naciones marchan hacia el término de su grandeza con el mismo paso que avanza la educación"......Libertador Simón Bolívar www.yerminromero.blogspot.com

Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL DRAMÁTICO Y TRISTE FINAL DE LOS ÚLTIMOS MAMUTS SOBRE LA TIERRA

5 DE JULIO DE 1811 FIRMA DEL ACTA DE INDEPENDENCIA DE VENEZUELA pdf