SEBASTIÁN FRANCISCO DE MIRANDA 1750 - 2013

TOMADO DE: Prensaescrita.com
RECOPILADO POR: Licdo. YERMÍN ROMERO

Miranda fue políglota, militar y filósofo
SEGÚN PALABRAS DE SIMÓN BOLÍVAR, ES EL VENEZOLANO MÁS UNIVERSAL
263 AÑOS DE SU NATALICIO (28/03/1750 - 28/03/2013)
30/03/13.- Sebastián Francisco de Miranda fue el personaje que mayor renombre le dio a su país a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Su gran cultura cultivada de los mejores pensadores, sus ideas revolucionarias para otorgar la libertad a la América y sus aportes militares a diferentes naciones del mundo, lo llevaron a ser considerado el Venezolano Universal.
El 28 de marzo se celebró su natalicio. Llegó al mundo en Caracas, en 1750. Es descendiente del comerciante canario Sebastián Francisco de Miranda y de Francisca Rodríguez Espinoza, quienes llegaron a acumular una gran fortuna.
La lucha de su padre contra los mantuanos de Caracas lo marcaron en sus primeros años. Ver esa diferencia le generó rechazo hacia ese sector de la sociedad caraqueña. Sebastián Francisco, su padre, había comprado a la corona el derecho a usar bastón y a ser nombrado capitán de las milicias de blancos, pero los mantuanos, basados en su ascendencia canaria, le negaron estos privilegios, a pesar de las órdenes reales.
TÍTULO DE CAPITÁN
Según algunos de sus biógrafos, había iniciado estudios de Latinidad de Menores en 1762 y luego Arte. La presión existente sobre su familia y las pocas posibilidades que tiene para ingresar a la carrera de las armas, llevan a su padre a comprarle al rey de España un título de capitán.
A los 21 años, parte de Venezuela e inicia estudios autodidactas en Madrid. Aprende francés e inglés, además de geografía y filosofía moderna y, un año después, es aceptado en el Regimiento de la Reina con el grado de capitán.
Es enviado al norte de África y participa en la defensa de Melilla y en la expedición española contra Argel. Su accionar en los campos de batalla le ganan el aprecio de sus oficiales superiores, entre quienes se encontraba el coronel Juan Manuel Cajigal.
Pasa de nuevo a la península, siendo asignado a los ejércitos de Málaga y Cádiz. En 1780, se embarca a las Antillas y desembarca tiempo más tarde en La Habana, como capitán del Regimiento de Aragón y edecán del general Cajigal.
Llega a territorio norteamericano para reforzar el sitio que mantienen los españoles a los ingleses en Pensacola. Participa en la toma del territorio y en la capitulación en mayo de 1781, ganando los galones de teniente coronel. Ya en esta época comenzó a plantear la necesidad de liberar a los pueblos de América para unirlos en una gran nación llamada Colombeia o Colombia.
Su amigo Cajigal es nombrado gobernador de Cuba y Miranda continúa ejerciendo sus funciones como su edecán. Es enviado a Jamaica para la realización de un canje de prisioneros, aprovechando la ocasión para recoger información militar valiosa, incluyendo un mapa militar de la isla.
Luego de regresar a Cuba, parte para las Bahamas con el fin de conquistarlas para la corona española, logrando una capitulación del almirante que ejercía las funciones de gobierno en la isla. Desembarca en Haití y allí se entera de que el Gobierno español lo acusa de suministrar información al Gobierno inglés. Es arrestado y enviado a Cuba, donde su amigo Cajigal lo pone en libertad.
Ante la persecución que le tienen los españoles, se embarca para Estados Unidos, en junio de 1783. Allí se empapa de la Revolución Libertadora, conociendo personalmente a George Washington, Alexander Hamilton, Samuel Adams y algunos otros personajes influyentes.
En diciembre de 1784, se embarca para Inglaterra y allí inicia un ciclo de preparación intelectual.
SU FORMACIÓN CULTURAL
Complementa su formación cultural con un viaje por Europa que lo lleva a Holanda, Prusia, Italia y Grecia en una primera fase. En otra etapa conoce el Asia Menor y al Imperio Turco, pasando luego a Rusia, donde le presentan al príncipe Potemkin, protegido de la emperatriz Catalina, quien lo invita a visitar Crimea. El 14 de febrero de 1787 es presentado a la emperatriz.
Allí se le permite usar el uniforme de coronel del Ejército Ruso en sus visitas a Moscú y a San Petersburgo logrando, además, que se le otorgaran cartas de presentación para los diplomáticos rusos en Viena, París, Londres, La Haya, Copenhague, Estocolmo, Berlín, Nápoles y otras naciones.
A mediados de 1787 pasa por Finlandia y Estocolmo, donde es recibido por el rey de Suecia, Gustavo III, en agosto de ese mismo año. En su periplo debe sortear la vigilancia que sobre él ejercía el Gobierno español.
Luego de viajar por casi todos los países europeos regresa a Inglaterra, donde inicia un proceso para lograr apoyos que le lleven a liberar a América. En vista de que no logra resultados positivos, pasa a Francia en 1792, en cuyo territorio se vive un proceso revolucionario.
Establece amistad con el alcalde de París, Jerónimo Petión, y con los diputados girondinos Juan Brissot, Armando Gensonné y Victor Massent, a quienes presentó cartas de recomendación.
El ministro de Guerra José Servan le ofrece el grado de mariscal de campo, el cual acepta con miras a obtener apoyo al proceso de emancipación americana. Es nombrado poco después segundo jefe del Ejército del norte, bajo el mando del general Carlos Dumouriez.
Vence en reiteradas oportunidades, alcanzando la fama en Valmy contra los prusianos, pero su jefe Dumoriez lo acusa ante el gobierno y es apresado. Logra defenderse con éxito, a pesar de estar a punto de ser guillotinado.
En París firma un acta con otros americanos para lograr ayuda de Inglaterra y Estados Unidos en la liberación de las naciones hispanoamericanas, pasando luego a Londres, donde reanuda sus gestiones ante representantes del Gobierno.
Su entusiasmo no decae y, a pesar de las negativas y evasivas obtenidas en sus gestiones, viaja de nuevo a Estados Unidos en 1805, siendo recibido por el presidente Thomas Jefferson y por el secretario de Estado James Madison, quienes lo atienden con respeto y cortesía, pero no le ofrecen ningún tipo de ayuda.
En 1806 arma una expedición para liberar a Venezuela, pero fracasa y no es sino hasta 1810, cuando vuelve a retornar a su patria para sumarse a las luchas por la independencia que se iniciaban con buen pie en estos territorios.
Su actuación en Venezuela es otra historia. Muere en Cádiz como prisionero de La Carraca, luego de una penosa enfermedad.
____________
Guardapelo
El Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, fue un amplio conocedor y divulgador de la historia venezolana y de sus próceres. El Generalísimo Francisco de Miranda fue mencionado por el mandatario en varias ocasiones como el Venezolano Universal y la influencia que tuvo su pensamiento y acción en la emancipación de América.
En uno de los Cuentos del arañero llamado Guardapelo, el presidente Chávez se refiere a una de las facetas de Miranda: el mujeriego.
“Miranda era muy mujeriego. Recorrió el mundo y escribía de sus amoríos: ‘Conocí una mujer’, así, asao, a veces erótico. Somos humanos. Miranda era un humano. Hasta Catalina, la rusa, como que se enamoró de él o él de ella, los dos de ellos. Bolívar era también muy mujeriego. Ustedes no saben cuando Manuela Sáenz consiguió, creo que fue un arete de mujer en la cama, y no era de ella, le brincó encima y lo arañó. Bolívar tuvo que pasar como una semana sin salir del cuarto, porque le daba pena, estaba todo arañado. Manuela era de armas tomar. ¡Já!, la Manuela y sus cartas a Bolívar, algunas muy eróticas.
(…)
Bueno aquí va: “Miranda guardaba vellos de pubis. Y eso lo hace humano, ¿no les parece? Guardapelo, guardapelo. Mi abuela tenía un guardapelo. No, pero ¡ya va!, ¡ya va! Mi abuela tenía un guardapelo y ahí tenía guardadas las mechas mías y las de Adán de cuando éramos niños. Yo era bachaquito, porque tenía el pelo enreda’o, así como melcocha. ¡Enreda’íto y amarillito! Adán no. Adán tenía el pelo liso y negro”.
NAPOLEÓN BONAPARTE: "MIRANDA ES UN QUIJOTE QUE NO ESTÁ LOCO, LLEVA EL FUEGO SAGRADO EN EL ALMA"......


Comentarios

Entradas más populares de este blog

186 AÑOS DE LA MUERTE DEL LIBERTADOR